Balnearios de extremadura: espacios de placer y vitalidad (Parte I)

En la zona de extremadura se encuentran ubicados diversos balnearios, como el Balneario de Brozas, de Alange, el Salugral, el Trampal, de Valdefernando, de Montemayor, el Raposo y el de Vale del Jerte.

El baneario de Brozas, cuenta con agua de manantial y caudal de agua con una clasificación de las aguas sulfídrica y bicarbonatada clorurada sódica, con olor y sabor sulfuroso. Este es un espacio donde se ofrecen tratamientos como: masajes terapéuticos, parafinas, parafangos, chorros, inhalaciones, presoterapia, aerosoles y baños. Es una espacio ideal para tratar patologías como artrosis, afecciones digestivas, tratamientos post – traumáticos, rehabilitaciones, afecciones dermatológicas y afecciones de sistema nervioso.

El balneario de Alange, tiene como principal característica en sus aguas la radioactividad natural y la presencia de CO2 y gas radón. Sus aguas también son sulfatadas, cloruradas y sórdicas cálcicas. Los tratamientos que brinda este balneario son duchas, chorros, irrigaciones perineales, inhalaciones, nebulizaciones, parafangos, masajes, entre otros. En el balneario se pueden tratar patologías como artrosis, reumatismo, alteraciones del aparato circulatorio, disreacciones alérgicas, ginecopatías, afecciones del sistema nervioso, etc.

El balneario de El Salugral, posee aguas sulfatadas, bicarbonatadas sódicas y cloruradas bicarbonatadas. El balneario ofrece tratamientos como chorros, circuito termal, volcán de aire, hidromasaje, inhalaciones, masajes terapéuticos, masajes relajantes y con esencias naturales, exfoliaciones, envolturas, crioterapia, oxigenoterapia, parafango, etc. El espacio es ideal para tratamientos contra la artrosis, afecciones del aparato locomotor, afecciones del aparato respiratorio, afecciones del aparato digestivo, embellecer la piel, etc.

El balneario el Trampal, en este balneario sus aguas son oligometálicas, ferruginosas, bicarbonatadas y cloruradas, con un manantial compuesto por tres fuentes naturales con pozos de gran diámetro. Aquí ofrecen tratamientos como baños, chorros, parafangos, parafinas, inhalaciones, masajes, entre otros. Sus posibles indicaciones terapéuticas son para tratamiento de alergias, artrosis, afecciones cutáneas, procesos crónicos del aparato locomotor, mejorar estados anémicos, relajación física y psíquica.

Por su parte, el balneario de Valdefernando, cuenta con aguas oligometálica, clorurada – sódica, rica en bicabonatos, magnesio y calcio, siendo ligeramente radioactivas. Sus aguas son aptas para las afecciones del aparato loco motor, del sistema nervioso y de la piel, y alteraciones del aparato circulatorio. Ofrece masajes, baños, chorros, hidromasaje.

Esther R.

Deja una respuesta